¿Cómo establecer metas financieras?

El fin de año nos brinda la oportunidad de cuestionarnos y replantearnos metas personales. Tenemos la posibilidad de evaluar cuáles de nuestros objetivos hemos logrado conseguir y cuáles nos siguen costando trabajo, ya sea porque perdemos la motivación o porque simplemente no sabemos cómo comenzar.

¿Qué es una meta financiera?

Es un objetivo o propósito generalmente enfocado a lograr beneficios relacionados con el dinero.

Un primer paso para establecer metas y recuperar la motivación en propósitos que tenemos en pausa es preguntarnos a nosotros mismos:

  • ¿Qué deseo?
  • ¿Quién deseo ser?
  • ¿En qué deseo convertirme?

Y, hablando de desarrollo personal:

  • ¿Qué sueño hacer?
  • ¿Qué experiencias deseo para mi vida?
  • ¿Qué deseo tener?

Permítete desear cosas materiales que te brinden seguridad. No todas las metas requieren dinero, pero la mayoría sí, así que identifica de la lista de todos tus deseos, cuáles requieren dinero y te gustaría alcanzarlas para el próximo año.

Una herramienta útil para plantear metas es la técnica SMART. Es un acrónimo de la palabra que, en inglés, significa inteligente. Es una buena forma de sintetizar los cinco aspectos esenciales que necesitamos recordar para formular un objetivo y ponerlo en acción.

  • ESPECÍFICA: Sé lo más específico que puedas con las metas que deseas conseguir. Visualizarte en tu objetivo te ayudará a saber exactamente qué quieres lograr.
  • MEDIBLE: Asegúrate de medir tu progreso para ver resultados reales y poder hacer ajustes en caso de ser necesario.
  • ALCANZABLE: Que tu meta sea perfectamente alcanzable en este momento de tu vida y con los recursos que se cuenta, de no ser así puedes establecerla como una meta a mediano o largo plazo.
  • RELEVANTE: Que sea de importancia y que esté en línea con los demás objetivos que se tienen.
  • TIEMPO: El tiempo que se asigna a un objetivo puede provocar que no sea realizable. Propón un tiempo real para realizar tu objetivo.

Las metas profesionales y financieras.

Se relacionan con las categorías de tener. Todo lo que quieres para tu carrera, negocio o vida financiera.

¿Te gustaría ser mejor líder y gestionar mejor a tus equipos? ¿Qué niveles de abundancia financiera quieres alcanzar? ¿Qué posición quieres alcanzar en tu empresa? ¿Cuánto quieres ganar? ¿Te gustaría convertirte en el mejor vendedor de tu empresa? Si eres emprendedor o gerente, ¿qué objetivos tienes para tu organización? ¿Hasta dónde te gustaría llevarla?

Establecer objetivos es relativamente sencillo y una habilidad que se puede aprender a través de la práctica. Pero para cerrar el círculo necesitas un plan para conseguir las metas.

Desglosa cada objetivo en tareas a realizar.

Esta es la parte CRUCIAL de todo el proceso y la que diferencía a los que consiguen metas de los que no. ¿Qué actividades tendrás que completar para lograr cada objetivo? Establecer tus objetivos sin determinar el camino o las etapas que te llevarán a alcanzarlos es lo mismo que seguir soñando.

Esta es la segunda reflexión y la más importante. ¿Qué tareas te conducirán al objetivo?. Realiza la lista de actividades y siente el poder de ir marcándolas en tu lista a medida que las consigues.

Toma acción inmediatamente.

¡Comienza ya! Es necesario tomar acción respecto a sus objetivos o planes y dejar de postergarlos. ¡ACTÚA!

Realiza algo todos los días que te mueva hacia el objetivo.

La disciplina de hacer algo todos los días que te encamine a tus metas te permite desarrollar y mantener el impulso. La ACCIÓN diaria aumenta tu determinación y te da energía. Esta simple resolución, la acción diaria, puede cambiarte la vida.

Piensa en tus objetivos diariamente y realiza el seguimiento del progreso periódicamente (con alguien, si es posible).

Tomar conciencia de manera constante de tus metas conduce a obtener resultados, pues cualquier cosa en la que nos enfocamos se convierte en nuestra idea de la realidad.

Para muchas personas, es de gran ayuda tener a alguien con quien compartir sus progresos y les anime a continuar en el camino. Rendir cuentas a otros sobre tus progresos, aunque sea por voluntad propia, resulta de enorme ayuda.

Las grandes metas suelen llevar más de un año para ser conseguidas. No te desesperes si no consigues lo que deseas en el plazo fijado. Tómate un momento para hacer ajustes, corregir lo que no está dando los resultados deseados y continúa trabajando en ello. La constancia será fundamental para alcanzar tus objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Somos una sociedad anónima promotora de inversión (S.A.P.I.) conformada bajo un equipo experto en finanzas, actualmente establecidos en Tijuana, con oficinas en Ciudad de México y Nueva York, dedicados a generar beneficios mediante sistemas disruptivos, logrando conectar a nuestros usuarios con sus metas en menor tiempo.

Todos los derechos reservados. TruCapitals@ 2024. Aviso legal

×