¿Cómo se calcula el interés compuesto de tu inversión?

Uno de los conceptos básicos que deberías saber si eres inversionista, es calcular el interés compuesto, para tener claridad sobre los rendimientos que obtendrás y poder comparar entre las distintas opciones de inversión.

¿Qué es el interés?

El interés es un porcentaje que se aplica como concepto de pago por el dinero durante un tiempo determinado. Es el precio del dinero.

¿Cuál es el interés compuesto?

Es aquel que se va sumando al capital inicial y sobre el que se van generando nuevos intereses. El dinero, en este caso, tiene un efecto multiplicador porque los intereses producen nuevos intereses.

Alguna de sus características:

  • El capital inicial (la inversión) va creciendo en cada periodo porque se van sumando los intereses.
  • Los intereses aumentan en cada periodo.

Existe otra manera de calcular el interés y se llama cálculo simple o interés simple, las diferencias radican en que: El interés simple no se suma al capital para poder generar nuevos intereses, se calcula sobre el capital que se ha depositado en el inicio, por lo que el interés que se obtiene en cada periodo es siempre el mismo.

El interés compuesto puede ayudar a que los ahorros crezcan más rápido o hacer que los préstamos sean más costosos. Para efectos de esta nota nos concentramos en hablarte del interés compuesto aplicable a tus inversiones, comprende lo que es, cómo se calcula y cómo usarlo a tu favor.

Cuando depositas tu ahorro en una cuenta de inversión, puedes generar interés, es decir, un porcentaje sobre el saldo de la cuenta que la institución financiera te paga periódicamente por permitirle usar tu dinero. Cuando obtienes un préstamo o contraes una deuda de tarjeta de crédito, el interés funciona de manera opuesta: periódicamente pagas a la institución financiera un porcentaje de tu saldo pendiente por el privilegio de usar su dinero.

Ejemplo del interés compuesto:

Si depositas $1,000 en una cuenta con una tasa de interés anual del 2 %, ganarías $20 ($1,000 x 0.02) de interés el primer año. Suponiendo que el banco capitalice el interés anualmente, ganarías $20.40 ($1,020 x 0.02) el segundo año.

Ejemplo de la diferencia entre interés compuesto al simple: El interés simple se calcula únicamente sobre el capital, es decir, cada año generas el mismo interés de $20 en lugar de cosechar las recompensas de la capitalización. Cuando el interés se basa en tu saldo creciente, tus fondos pueden aumentar rápidamente con el tiempo.

La siguiente fórmula aplica en el caso del cálculo del interés simple o compuesto: x = C (1 + t / n ) n u – C … en la que

  • x = interés compuesto
  • C = capital (el monto del depósito inicial o del préstamo)
  • t = tasa de interés anual
  • n = número de periodos de capitalización por unidad de tiempo
  • u = número de unidades de tiempo en que el dinero se invierte o se solicita en préstamo

*Puedes usar una calculadora en línea o en tu celular. Para cosechar por completo las recompensas del interés compuesto, debes ahorrar.

Al momento de elegir una inversión asegúrate que el cálculo de intereses sea compuesto, y haz tu mejor esfuerzo por incrementar tu capital, el interés compuesto puede convertirse en tu ingreso pasivo cada mes, dependiendo del monto que hayas acumulado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Somos una sociedad anónima promotora de inversión (S.A.P.I.) conformada bajo un equipo experto en finanzas, actualmente establecidos en Tijuana, con oficinas en Ciudad de México y Nueva York, dedicados a generar beneficios mediante sistemas disruptivos, logrando conectar a nuestros usuarios con sus metas en menor tiempo.

Todos los derechos reservados. TruCapitals@ 2024. Aviso legal

×